fbpx

¿Cómo impacta el terrorismo a la economía global?

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos señala que se entiende por terrorismo a los actos de violencia dirigidos contra los civiles procurando objetivos políticos o ideológicos. Entre los ataques terroristas relacionados con el extremismo islámico más impactantes en lo que va del siglo XXI podemos mencionar los ataques en Nueva York (2001), Madrid (2004), Londres (2005), París (2015) y Bruselas (2016).

Los primeros atentados fueron reivindicados por el Al-Qaeda, mientras que los dos últimos fueron llevados a cabo por Daesh. Este grupo se autoproclamó Estado Islámico en 2014, cuando anunció la creación del Califato Islámico de Irak y Siria. Diversos fueron los factores que contribuyeron al surgimiento y posicionamiento de este grupo: la inestabilidad en Irak a raíz de la guerra con Estados Unidos, quien desmanteló las fuerzas de seguridad iraquíes, y el surgimiento de una guerra civil en Siria.

Daesh se caracterizó por perturbar a Occidente a través de la publicación videos donde miembros del grupo decapitaban a ciudadanos de sus países, entre ellos periodistas, soldados y activistas. Es considerado por las Naciones Unidas responsable de abusos y violaciones a los derechos humanos y crímenes de guerra. A pesar de esto, en el surgimiento de Daesh se mezclan intereses de distintos actores de la región. Por un lado, este grupo se identifica con el ala sunnita del islam, alineando su lucha con la de Arabia Saudita en contra de los chiitas de Irán. Tanto los saudís como los iranís pelean por mantener y expandir su área de influencia en Medio Oriente. Asimismo, Turquía y otros países de la periferia se han beneficiado del comercio ilegal del petróleo, fuente de recursos de Daesh, ya que controlaban los pozos petroleros de las regiones de Siria e Irak que estaban bajo su dominio.

De acuerdo con el Institute for Economics & Peace, durante el 2018, el terrorismo tuvo un impacto del 10% sobre el PIB mundial. En este sentido, las pérdidas en Irak ascendieron al 24% de su PIB, colocándolo como el país más afectado. A Irak le sigue Afganistán, con pérdidas del orden de 13% de su PIB, y en tercer lugar se encuentra Siria, con afectaciones del 6% de su PIB.

El impacto del terrorismo sobre la economía se hace más evidente en los países en vías de desarrollo. Sin embargo, afecta tanto a mercados locales como a mercados internacionales debido a que crea incertidumbre y, como regla general, los mercados son adversos a la incertidumbre. Así, la inversión extranjera tiende a reducirse en países emergentes afectados por el terrorismo. Asimismo, estos atentados generan presiones inflacionarias, incrementando los precios de los consumibles y de las materias primas, impactando negativamente tanto las exportaciones como las importaciones. Por otro lado, la globalización acentúa las afectaciones; por ejemplo, a raíz del surgimiento de Daesh, el mercado del petróleo sufrió especulaciones, lo que motivó el incremento del precio del crudo por más de cinco meses consecutivos. En este sentido, Daesh ha sido el grupo terrorista con más recursos económicos de la historia, llegando a generar ingresos de aproximadamente 2 millones de euros diarios gracias al tráfico ilícito de petróleo, sin dejar de mencionar el tráfico de órganos, secuestros, robo y tráfico de piezas arqueológicas.

Si bien es cierto que las fuerzas democráticas de Siria, sus aliados y Rusia han logrado recuperar las ciudades donde Daesh mantenía sus centros de operaciones, con lo que han reducido y mermado significativamente sus recursos, lo cierto es que la ideología detrás del grupo terrorista no se ha vencido. Eso es lo que vuelve peligroso el que -por ejemplo- Estados Unidos haya decidido retirar sus tropas de Siria por el supuesto vencimiento de Daesh, Es muy difícil “vencer” una ideología y siempre existe la posibilidad de que se reagrupe este grupo debido a que la región aún se encuentra vulnerable por la inestabilidad que reina en Irak y en Siria. Sin embargo, pese a que el grupo se ha debilitado, los lobos solitarios son la principal amenaza a la seguridad nacional y quienes pueden mantener viva la ideología y objetivos de Daesh.

 

¿Necesitas información sobre las consecuencias que el terrorismo puede traer para tu empresa? Escríbenos a info@riesgospoliticos.com.mx para darte la asesoría que requieres.

 

Photo by aladdin hammami on Unsplash