fbpx

¿Qué significa para el sector empresarial adoptar la Agenda 2030?

La Agenda para el Desarrollo Sostenible 2030 nace del éxito que tuvieron los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Estos últimos objetivos fueron un esfuerzo de la ONU por generar metas claras, medibles y cuantificables para el bien de la humanidad; era una lista de buenos deseos por los que gobiernos de todo el mundo se comprometieron a trabajar entre el año 2000 y 2015. Habiendo visto los resultados tan impresionantes que tuvieron, los Estados miembro de la ONU fueron quienes se organizaron para establecer nuevos y más ambiciosos objetivos, así fue como nacieron los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) o Agenda 2030.

Dicha agenda consta de 17 ODS cuyas metas son: poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia, y hacer frente al cambio climático sin que nadie quede rezagado para el 2030. Para que esto sea posible, es necesario que se abarquen esferas económicas, sociales y ambientales; y, por ende, supone la participación de todos los sectores de la sociedad y el Estado para su adecuada implementación. Es decir, son necesarios esfuerzos conjuntos de los representantes de gobiernos, la sociedad civil, el ámbito académico y el sector privado.

¿Cuál es el papel que el sector empresarial debería desempeñar dentro del cumplimiento de la Agenda 2030? Una parte esencial para el desarrollo es la inversión y la innovación. Estos son los grandes motores de la productividad, el crecimiento económico y la creación de empleo. Hay que considerar -no obstante- que los consumidores se están volviendo más responsables y comprometido con el medio ambiente y con la sociedad. Así, no es solo una responsabilidad del sector privado involucrarse en el cumplimiento de los ODS, sino que representan una oportunidad de negocio. Es decir, es rentable integrar los ODS a los planes de negocio de las empresas.

De acuerdo con el reporte Better Business, Better World, los ODS representan oportunidades de negocio por un valor de 12 billones de dólares en cuatro sectores y tienen la posibilidad de crear 380 millones de empleos. Vale la pena destacar que el 50% de estas oportunidades de negocio podrían crearse en países con economías en vías de desarrollo.

Entre las acciones que el sector privado puede adoptar para incorporar los ODS a sus empresas están: generar programas de diversidad e inclusión, colaborar con emprendedores, proporcionar seguridad social y salud laboral, tomar medidas adecuadas de seguridad e higiene, invertir en innovación e investigación, reducir el impacto medioambiental, incorporar programas de formación para mujeres, impulsar la economía y cultura local, proporcionar condiciones laborales dignas, disminuir gradualmente el uso de combustibles fósiles, invertir en tecnologías sostenibles, evitar contaminar océanos y mares, contribuir a proyectos de conservación y restauración de la biodiversidad. Todo esto se traduce en la alineación de los ODS con las estrategias de responsabilidad social. Es decir, actualmente, una empresa socialmente responsable es aquella que ha incorporado los ODS a sus estrategias y planes de negocios.

 

¿Quieres incorporar los ODS a las operaciones de tu empresa? Escríbenos a info@riesgospoliticos.com.mx para brindarte la asesoría que necesitas.

 

Photo by Joshua Rawson-Harris on Unsplash

Industria Tech, ¿estamos viviendo el fin de la Era Apple?

La tecnología de los smartphones permitió desarrollar tecnologías paralelas como los servicios de nube y las apps. Así, se creó una plataforma a partir de la cual muchos emprendedores pudieron abrirse camino en la industria tech. Estas herramientas han permitido una conectividad tan amplia que incluso particulares han encontrado oportunidades de generar ingresos al sumarse a la economía colaborativa dentro de algunas apps como Uber y AirBnb. Sin embargo, las oportunidades que se ofrecen a partir de los smartphones parecen estar llegando a su fin.

Las acciones de las dos empresas más importantes en teléfonos inteligentes han sufrido caídas constantes en meses recientes. Samsung -una de estas empresas- han caído continuamente desde julio de 2018. Mientras que las de Apple, a pesar de un breve repunte a mediados de 2018, también han caído después de que la empresa anunciara que no alcanzaría las ventas proyectadas para su más reciente modelo de iPhone.

A pesar de sacar al mercado productos con mayores avances tecnológicos, las ventas reportadas de estos dos competidores son decrecientes ¿Lo anterior es síntoma de que se está agotando la “Era del Smartphone”?

Los teléfonos inteligentes ya forman parte de nuestra vida cotidiana, los damos por sentados, y se tiende a olvidar que en algún momento fue una tecnología revolucionaria y disruptiva. Así como muchas empresas pudieron capitalizarse con las posibilidades que ofrece el smartphone, muchas otras encontraron su final. Vale la pena preguntarse cuál será la nueva ola de innovación tecnológica que revolucione nuestra vida cotidiana ¿Qué tipo de organizaciones encontrarán nuevas oportunidades o cuáles se verán amenazadas? ¿Cómo puede tu empresa prepararse nueva ola tecnológica?

Hay varios avances que anuncian una nueva era tecnológica. Conceptos como Blockchain, Realidad Virtual, Machine Learning e Internet de las Cosas son evidencia de la velocidad a la que está evolucionando la tecnología. Sin embargo, ninguna de ellas ha proliferado a la velocidad que lo hiciera el smartphone, ni han revolucionado – aún – nuestra vida cotidiana a gran escala. Si bien no se puede predecir cuál será la herramienta que sea tan disruptiva como lo fue el smartphone, podemos plantear escenarios futuros con el protagonismo de tecnologías diferentes al de teléfonos inteligentes.

Por otro lado, tampoco hay que olvidar que la geografía desempeña un papel importante en la innovación tecnológica. Muchas de las grandes innovaciones del siglo XIX provienen del continente europeo (Segunda Revolución Industrial), y las del siglo XX del continente americano (Silicon Valley). Es importante que las empresas planeen un muy factible escenario en que la próxima gran innovación provenga de Oriente. La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) reportó que el récord en solicitudes de patentes internacionales se rompió gracias a la participación de China. Estados Unidos sigue en primer lugar en patentes presentadas. Sin embargo, tres de los cinco países con mayores patentes registradas son asiáticos. Además, China se colocó entre los 20 países más innovadores según esta organización. Es muy posible que grandes avances en producción de microchips, nanotecnología, biotecnología y la implementación de la Red 5G sean impulsadas principalmente por economías asiáticas.

Vivir el día a día sobre la ‘plataforma del smartphone’ a veces impide a tomadores de decisiones prepararse para las innovaciones que vienen en camino. Es importante que las empresas identifiquen las fuerzas tecnológicas que sustentan sus operaciones y se tomen el tiempo de evaluar la forma en que una innovación pudiera impactarles, ya sea en su favor o en contra.

 

¿Te interesa conocer cómo planear escenarios y prepararte para la nueva ola de innovación? Acércate con nosotros para brindarte una asesoría integral. Nos puedes escribir a info@riesgospoliticos.com.mx

 

Photo by Jens Johnsson on Unsplash