fbpx

Los riesgos no atendidos que llevaron a TransCanada a cancelar la construcción de un gasoducto

A finales de 2015, la empresa TransCanada firmó un contrato con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para la construcción del gasoducto Tuxpan – Tula. El ducto tendría una longitud de 287 kilómetros y el contrato incluía la concesión para operarlo por 25 años.

Este proyecto fue motivado por la necesidad de proveer de gas natural a las centrales eléctricas de los estados de Veracruz, Puebla, Hidalgo y del Estado de México. Además de atender esta demanda, la construcción de este gasoducto había sido una solicitud de empresarios para instalarse en la región.

En noviembre de 2018, la Transportadora de Gas Natural de la Huasteca (filial de TransCanada en México) anunció la cancelación del proyecto, faltando sólo 19 kilómetros para su conclusión. Hasta ese momento, la inversión sumaba aproximadamente 400 millones de dólares.

En su comunicado, la filial expresó que la cancelación del proyecto se debió a las amplias y costosas peticiones de grupos sociales y gobiernos locales. Manifestó que dichas peticiones fueron, en última instancia, extorsiones. Esto significa que hubo dos grandes áreas de oportunidad que TransCanada no atendió, y que derivaron en riesgos para sus inversiones: 1) la creación de buenas relaciones con las comunidades, 2) desestimar la importancia de los gobiernos locales.

Pasar por alto la creación de vínculos con las comunidades por donde atravesaría el gasoducto, llevó a que el descontento de las comunidades indígenas por la obra se tradujera en la interposición de un amparo. A fin de atender este descontento,la construcción se detuvo en tanto la Secretaría de Energía (SENER) concluyera una serie de consultas con las comunidades indígenas para evaluar las opciones para continuar el proyecto. Pese a estos esfuerzos de la SENER, el Juzgado Tercero de Distrito en Materia Civil con sede en Puebla ordenó la suspensión tanto de la consulta como de la construcción del gasoducto.

Para mitigar este tipo de riesgos políticos, es necesario que una empresa cuente con un sistema para cultivar relaciones locales en anticipación a actividad política local. Las organizaciones que tienen un elevado apetito por el riesgo (https://riesgospoliticos.com.mx/la-aversion-al-riesgo-de-walt-disney-por-que-ceso-al-director-de-guardianes-de-la-galaxia/) tienen mayores incentivos para correr riesgos, lo que no significa que no deban realizarse esfuerzos por mitigar posibles crisis.

TransCanada debió haber realizado un mapeo de los riesgos que conllevaba realizar una obra de tal magnitud y que atravesara regiones con alta densidad de población indígena. Uno de los mecanismos, como el llevado a cabo por Royal Caribbean (https://riesgospoliticos.com.mx/las-relaciones-comunitarias-en-la-gestion-de-riesgos-el-caso-royal-caribbean-en-haiti/),es establecer programas paralelos para que las obras beneficien a las comunidades locales y se satisfagan algunas de las necesidades más importantes de la región. Con ello, se garantiza el apoyo local a la obra.

El segundo riesgo no atendido fue dejar de lado la construcción de relaciones institucionales con gobiernos locales, ya que el contrato se firmó entre la federación y TransCanada. Los gobiernos locales se tomaron ventaja de la vaguedad de sus límites jurisdiccionales para modificar leyes de ingresos a su favor, lo que derivó en la afectación del presupuesto del proyecto. Evidentemente,las corporaciones que trabajan con energéticos están acostumbradas a trabajar en regiones donde no se respeta por completo el Estado de derecho y éste es uno delos riesgos que más están dispuestos a correr por los beneficios que obtienen.

En el caso de México, con un nivel de desarrollo medio, las organizaciones pueden mitigar estos riesgos a través de mecanismos de transparencia y trabajando en conjunto con las instancias nacionales y locales que combaten la corrupción. Solicitar participen entes fiscalizadores como obligación contractual podría permitir que las condiciones para llevar a cabo obras no cambien en el transcurso de su construcción en beneficio de particulares o de gobiernos locales.  

En Riesgos Políticos, S.C., podemos ayudar a que su empresa establezca mecanismos de efectivos de gestión de riesgos y manejo de crisis. Comuníquese con nosotros al correo info@riesgospoliticos.com.mx.   

 

Photo by Quinten de Graaf on Unsplash