fbpx

¿Cómo se está reconfigurando el poder en la Unión Europea?

La crisis hipotecaria que inició en Estados Unidos en 2007 arrastró a diversas economías europeas. Está por demás, en este momento, discutir los motivos que generaron que algunas de las economías más débiles de la zona euro cayeran en una crisis que pudo haber derivado en su colapso. Lo importante -hoy por hoy- es poner sobre la mesa las consecuencias que esta crisis ha traído en los balances de poder dentro de los Estados miembro de la Unión Europea y en las propias instituciones comunitarias.

Así, hemos visto que, a través de mecanismos democráticos, partidos con claros tintes autoritarios y. particularmente, euroescépticos han tomado el poder en países como Hungría, Polonia y -más recientemente- Italia. En otros países, gobiernos de centro han tenido que virar a la derecha en un esfuerzo por mantenerse en el poder, tal es el caso del Primer Ministro de Países Bajos, Mark Rutte, o la Canciller alemana, Angela Merkel. En otros tantos, pese a que no lograron ganar elecciones para formar gobierno, los partidos de extrema derecha tuvieron un avance importante y lograron tener representación en sus parlamentos o congresos; en este grupo se encuentran Francia, Austria, Alemania y Suecia. Vale la pena recordar que hay partidos locales de esta extrema derecha que ya han tomado el poder en algunas provincias, e. g., Vox en Andalucía, España.  Así, el populismo de derecha ha irrumpido en los gobiernos europeos, no por sorpresa, sino por la inacción de otras fuerzas políticas que les abrieron la puerta.

En mayo próximo, tendrán lugar las elecciones del Parlamento Europeo (PE). Si se cumple la fecha establecida para el ‘Brexit’, para entonces, el Reino Unido ya habrá salido de la Unión Europea ¿Cómo será un PE sin el Reino Unido? ¿Cuáles son las implicaciones?

Primero, lo más evidente, el número de asientos en el PE se reducirá de 751 a 705. De los 73 asientos que le pertenecen al Reino Unido, 46 permanecerán en reserva en caso de que un nuevo Estado se incorpore a la Unión y 27 serán redistribuidos entre los 14 países menos representados. Este acuerdo se le presentará al Consejo Europeo para que se discuta una vez que la salida del Reino Unido se formalice.

Siguiendo con las tendencias populistas de derecha, se pronostica que los partidos euroescépticos aumenten su número de escaños. Las facciones políticas en el PE se organizan de acuerdo con la afinidad política, no con la nacionalidad. Es decir, que las facciones tanto de izquierda como de derecha están conformadas por integrantes de diversos países. Actualmente, existen ocho grupos políticos y los euroescépticos se encuentran distribuidos en tres. Dado que los integrantes de estos grupos provienen de diferentes partidos políticos, la cohesión ideológica ha sido difícil de mantener tanto en grupos de izquierda como de derecha. Hasta le fecha, no ha habido un grupo que se posicione claramente como mayoritario dentro del PE.

Sin embargo, un reciente acercamiento entre Italia y Polonia anuncia la formación de un grupo euroescéptico con mayor cohesión que otras facciones en el PE. Los partidos Liga Norte (Italia) y Ley y Justicia (Polonia) anunciaron su intención de formar un bloque antieuropeo en el PE, augurando el posible surgimiento de un frente común euroescéptico. Si a este bloque se le suman otras antieuropeas, por ejemplo, la Agrupación Nacional liderada por Marine Le Pen en Francia, la consolidación de un bloque euroescéptico unido será cada vez más factible ¿Será posible que también a través de canales democráticos lleguen a posiciones de poder en instituciones comunitarias políticos que intenten socavar la integración europea desde dentro de la propia UE? El enemigo está siendo invitado a dormir en la casa.

 

¿Te interesa conocer más sobre los riesgos que enfrenta la integración europea y cómo podrían impactar tus intereses económicos? Acércate a Riesgos Políticos para brindarte la asesoría que necesitas, escríbenos a info@riesgospoliticos.com.mx.

 

Photo by Frederic Köberl on Unsplash