fbpx

Sin cerrarla, las afectaciones en la frontera a la economía

Ante fallas en la negociación entre ambos gobiernos, el presidente Trump amenazó con cerrar la frontera con México para combatir la inmigración indocumentada hacia Estados Unidos. Varios analistas mexicanos aducen que se trata de una táctica de Trump para presionar al gobierno federal a cumplir con sus términos en la agenda migratoria bilateral.

Trump comunicó en Twitter que haría un llamado a las fuerzas armadas para frenar el flujo de migrantes centroamericanos. Unos días después, la amenaza se volvió menos drástica y, por ende, más factible, al decir que, si el gobierno mexicano no lograba frenar el paso de migrantes y de drogas a Estados Unidos, impondría aranceles a México. Según Felicia Sonmez de The Washington Post, Trump disminuyó el tono de su amenaza gracias a la presión ejercida por líderes de las empresas más influyentes de EE. UU.

Sin embargo, decisiones como éstas afectan a empresas de todos los tamaños y a lo largo de varios sectores en ambos países. A final de cuentas, EE. UU. es el primer socio comercial de México (México es el tercero de EE. UU.) e intercambian un total de bienes y servicios valuado en más de 600 MMD, de acuerdo con estimaciones de la Oficina del Representante Comercial de EE. UU.

¿Qué ocurre con empresas exportadoras que no son “manos pesadas” o “influyentes” en sus respectivos países? El Economista publicó un artículo explicando que muchas empresas en Querétaro y Jalisco están sufriendo pérdidas por retrasos de siete a nueve horas en la frontera, derivado de la falta de agentes aduanales que se encuentran atendiendo temas migratorios en lugar de agilizar el comercio.

Similar a lo que ocurrió en los puertos de California en 2014, se está produciendo un congestionamiento de remolques en la frontera, causando retrasos en entregas y cancelación de pedidos. Estos retrasos anuncian lo catastrófico que sería para las empresas exportadoras un cierre total de la frontera, lo cual significaría pérdidas acumuladas superiores a 1,000 MDD diarios, de acuerdo con Landeros Volquarts, presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior de Occidente.

El Economista reportó que, para varios estados de nuestro lado de la frontera, EE. UU. es el principal destino de sus productos de exportación, de los cuales entre 65 y 70% se mueve a través de carretera. También es importante notar que el comercio de varios estados americanos -como Texas, California y Michigan- también tienen como principal destino a México. Tan sólo Texas tuvo un intercambio comercial con nuestro país de más de 18 MMD en julio de 2018.

Estas cifras son evidencia de cómo una política emanada de esferas elevadas del gobierno puede contaminar otras agendas políticas -en este caso, la comercial- y tener repercusiones en la actividad cotidiana de empresas, tanto en México como EE. UU., de todos tamaños y de diferentes sectores.

 

¿Necesitas que tu empresa se prepare ante la incertidumbre que generan las políticas fronterizas de Estados Unidos? Escríbenos a info@riesgospoliticos.com.mx para brindarte la asesoría que necesitas.

 

Photo by Matthew T Rader on Unsplash

Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
LinkedIn
Share

Deja un comentario