fbpx

¿Qué está pasando en Siria?

A inicios de octubre, el gobierno de Estados Unidos anunció la retirada de sus fuerzas armadas del norte de Siria. Este movimiento, dijo el Presidente Donald Trump, iba dirigido a que los protagonistas directos del conflicto se dieran a la tarea de resolver la situación en la región. No obstante, esta maniobra dejó en la indefensión a los aliados estadounidenses en la guerra contra Daesh, a los kurdos del norte de Siria (YPG).

Turquía considera a la milicia kurda YPG como un grupo terrorista ya que los vincula con los separatistas kurdos que hay en su propio país agrupados en el PKK. Así, la retirada estadounidense de la zona dejó el camino abierto para que Turquía iniciara una operación militar contra los kurdos. Así, el 9 de octubre, el Presidente turco Recep Tayyip Erdogan inició a la Operación Fuente de Paz contra los kurdos en Siria. Turquía busca crear una zona segura en los 440 km de frontera con Siria, actualmente controlada por el YPG.

Ante los reclamos internacionales contra las acciones tanto de EEUU como de Turquía, y de las voces que se levantaron dentro del Congreso estadounidense, el pasado jueves 17 de octubre, el vicepresidente Mike Pence acordó con el Presidente Erdogan un cese al fuego por 120 horas.

A esto se suma que so pretexto de patrullar las zonas que han dejado tanto EEUU como el YPG, Rusia ha ido ocupando posiciones, llenando vacíos de poder dejados por las fuerzas armadas estadounidenses y por los kurdos. Con esto, Rusia cada vez tiene un papel más preponderante dentro del conflicto sirio. Recordemos que Moscú es aliado del Presidente sirio Bashar al-Assad y que estas acciones se enmarcan en los acuerdos entre ambos países para recuperar territorio a favor del gobierno sirio.

Ante esto, los Presidentes Erdogan y Putin se encontrarán en Sochi ya que las acciones de Ankara y Moscú tienen el riesgo de generar desencuentros entre ambos países en el norte de Siria. Además, aún está por verse si el cese al fuego acordado entre Turquía y Washington continúa o si Ankara decide retomar las operaciones militares contra el YPG. Esto depende de si el YPG abandona por completo la frontera sirio-turca, esto es, deben moverse a por lo menos 30 kilómetros de la frontera.

No obstante, este juego de realpolitik en Siria da muestra de que EEUU ha perdido, intencionadamente, influencia en la región, otorgándosela a Moscú. Por su parte, Putin tiene la oportunidad de acercar más a Ankara hacia su área de influencia. Tomemos en cuenta que Turquía es parte de la OTAN pero que, ante sus acciones contra los kurdos, países como España y Alemania le detuvieron la venta de armamento. Esto puede hacer que Erdogan termine por alinearse con los intereses rusos e incluso lleguen a acuerdos que pasen por alto los intereses de los otros países involucrados: Irán, Arabia Saudita y la UE. Mientras tanto, queda en el aire el destino de los kurdos que ayudaron a vencer a Daesh.

 

Ricardo Solano Olivera, MSc.

 

Columna originalmente publicada en https://laopinion.de/2019/10/23/que-esta-pasando-en-siria/

Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
LinkedIn
Share

Deja un comentario