fbpx

La mayor zona de libre comercio en el mundo

Bajo el liderazgo de Pekín, 15 países concluyeron el pasado lunes las negociaciones para crear la mayor zona de libre comercio del mundo. La llamada Asociación Económica Integral Regional está conformada por China, Japón, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda, Indonesia, Tailandia, Singapur, Malasia, Filipinas, Vietnam, Myanmar, Camboya, Laos y Brunéi. Estos países representan el 47% de la población y el 32.2% del PIB mundial.

Así, con esta negociación y con la estrategia denominada Nueva Ruta de la Seda, China no sólo expande su influencia mundialmente, sino que se posiciona como un jugador determinante en el multilateralismo y en el libre comercio. Así, Pekín está llenando vacíos de poder dejados por Estados Unidos cuando decidió virar sus políticas económicas y su política exterior de arbotante de sistemas internacionales de libre comercio y regímenes internacionales para proteger los Derechos Humanos a políticas proteccionistas y aislacionistas. Por tal motivo, el concierto internacional necesita un jugador lo suficientemente grande y estable que proteja los regímenes comerciales del proteccionismo. China está tomando el liderazgo en abrir mercados y no cerrar el sistema internacional al libre comercio.

Como en la mayoría de los acuerdos económicos en los que participa China, quedan fuera del tratado los temas relacionados con la protección de los Derechos Humanos, como derechos laborales y medioambientales, y se le da toda la atención a la disminución de aranceles. Justo esta es la característica que hace que muchos países que no se comprometen con la protección de Derechos Humanos busquen alianzas comerciales con China y no con los europeos o Norteamérica. China no condiciona sus tratados a la observancia de Derechos Humanos.

Sin duda alguna, esta nueva alianza comercial generará ruido a México. Es muy probable que cuando entre en vigor esta AEIR las cadenas de suministro en el sudeste asiático se expandan y bajen los costos de producción. Además, hoy por hoy, las economías que forman esta alianza son más estables que México, quién tiene una gran probabilidad de caer en recesión y donde la actual administración ha socavado la certidumbre económica por la toma de decisiones erráticas.

Así, la ventaja comparativa de México frente a las economías asiáticas es la cercanía con Estados Unidos. Por lo tanto, más allá de la ratificación del T-MEC, México debe continuar mejorando los canales de exportación hacia el mercado estadounidense, reduciendo los tiempos de traslado y los tiempos de espera en los puertos aduaneros. El que México sea más eficiente en exportar hacia EE. UU. puede hacer toda la diferencia entre seguir captando inversión o que los capitales se muden al sudeste asiático.

Ricardo Solano Olivera, MSc.

 

Columna originalmente publicada en https://laopinion.de/2019/11/05/la-mayor-zona-de-libre-comercio-en-el-mundo/

Photo by Sam Albury on Unsplash

Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
LinkedIn
Share

Deja un comentario