fbpx

¿Juicio contra Donald Trump?

Una vez más, los servicios de espionaje estadounidense, aquellos que se encuentran en el llamado deep state, son el dolor de cabeza del Presidente Donald Trump. A finales de la semana pasada, un agente de estos servicios de inteligencia dio a conocer que, durante una llamada realizada en julio pasado, el presidente Trump presionó a su contraparte ucraniano, Volodímir Zelenski, para que investigara a Hunt Biden, hijo del Joe Biden, por supuestas prácticas de corrupción cuando trabajó para una compañía de gas ucraniana. Recordemos que Joe Biden es uno de los punteros en la carrera demócrata por la candidatura presidencial de cara a las elecciones del 2020.

De ser ciertas estas aseveraciones, Trump habría utilizado a la presidencia estadounidense para coaccionar a un gobierno extranjero a que tomara acciones de política interna, con un claro fin político, mermar las posibilidades de Joe Biden de competir por la presidencia. Éste sería suficiente motivo para iniciar un juicio político contra Donald Turmp. Sin embargo, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, se ha negado consistentemente a iniciar este proceso frente a las acusaciones de colusión entre Trump y el gobierno ruso durante las elecciones de 2016.

Pelosi teme que iniciar un proceso de juicio político en este momento, de cara a las elecciones presidenciales del próximo año, pueda dividir aún más a los demócratas y al electorado. Lo que podría provocar, en primer lugar, que un juicio político no terminara con la destitución de Trump; y, en segundo lugar, el fracaso de los demócratas en las elecciones del 2020.

Aún así, varios aspirantes a la candidatura demócrata a la presidencia ya han manifestado su apoyo a llevar a Trump a juicio político. Entre ellos, Elizabeth Warren quien, según encuestas publicadas el sábado, ya está a la cabeza en Iowa, y Julián Castro, cuyo hermano es Representante por Texas. Joe Biden, por su parte, ha solicitado que se haga pública la transcripción de la llamada; a lo que Trump respondió que se está considerando esa opción pese a que, dijo, todos los líderes mundiales deben sentirse libres de hablar con el Presidente de EEUU sin miedo a que se hagan públicas sus conversaciones.

Si bien es cierto que el momento político podría no ser el propicio para iniciar un juicio político contra Donald Trump, también es cierto que los congresistas no pueden permitir que se siga utilizando a la presidencia para cometer delitos. Se sabe, por ejemplo, que después de esa llamada telefónica, se aceleraron los procesos para liberar recursos por concepto de ayuda militar a Ucrania por 250 MDD.

Así, podríamos estar ante más evidente prueba de delitos cometidos por el Presidente Trump desde la Oficina Oval. De iniciarse un proceso de juicio político, podríamos ver una polarización aún mayor en el electorado estadounidense, mismo que se reflejaría en el Congreso, volviéndolo aún más ineficiente. Recordemos, finalmente, que el Senado estadounidense aún no aprueba el T-MEC y esta situación podría atrasarlo aún más, impactando negativamente a nuestro país.

 

Ricardo Solano Olivera, MSc.

Columna originalmente publicada en https://laopinion.de/2019/09/24/juicio-contra-donald-trump/

Photo by Samantha Sophia on Unsplash

Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
LinkedIn
Share

Deja un comentario