fbpx

Greenpeace vs LEGO, una crisis que se pudo haber evitado

Hoy día, los riesgos que enfrentan las organizaciones empresariales vienen desde distintos frentes. Por ejemplo, las empresas están constantemente expuestas a presiones desde redes sociales, ya sea por consumidores o por otras organizaciones. Esta exposición permanente puede desencadenar una crisis de reputación. Por ejemplo, organizaciones en pro de la defensa del medio ambiente son fuente de presiones importantes por sus manifestaciones contra todo aquello que consideran daña el ecosistema. Estas ONG’s han encontrado en redes sociales el medio para, no solo ejercer presión, sino para esparcir su mensaje contra determinadas empresas o gobiernos.

Así, es sumamente importante que las empresas estén conscientes de los riesgos que implican sus operaciones para el medio ambiente. Y, por otro lado, es indispensable que las empresas tengan un diálogo constante con ONG’s a fin de mitigar posibles crisis. Es decir, sentarse a negociar y llegar a acuerdos para que no explote una manifestación en redes sociales y en medios de comunicación que genere la pérdida de confianza por parte de los clientes o consumidores de la empresa.

LEGO, empresa dedicada a la fabricación de juguetes, inició una alianza comercial con la petrolera Royal Dutch Shell desde la década de 1960. Nunca se imaginaron que esta mancuerna desataría una crisis con repercusiones a nivel mundial. Greenpeace inició una serie de manifestaciones contra la petrolera por sus planes de realizar perforaciones en el Ártico. Como forma de presión contra Shell, buscaron atacar a sus socios, así fue como llegaron a LEGO.

En 2014, esta ONG lanzó un video donde se representa el Ártico y un pozo petrolero de Shell con juguetes de LEGO, mismos que se van hundiendo en petróleo. El video termina solicitando la firma de la petición para que LEGO termine su relación con Shell. Este video pronto sumó casi seis millones de vistas a nivel mundial con las obvias consecuencias para LEGO, manifestaciones de todo tipo contra su sociedad con la petrolera neerlandesa. En un principio, los directivos de la empresa comunicaron que ellos no tenían relación alguna con los planes de Shell y que Greenpeace debía tratar directamente con la petrolera, y no intentar presionarla a través de LEGO. Conforme la crisis a la reputación de LEGO siguió aumentando, los directivos tuvieron que recular y anunciaron que no renovarían el último contrato firmado con Shell en 2011. Así, la presión de Greenpeace tuvo éxito. Las empresas deben entender que en un mundo tan interconectado como en el que vivimos hoy día, las alianzas comerciales y de negocios que realicen pueden ser fuentes de crisis.

 

En Riesgos Políticos, S.C., podemos ayudar a que su empresa establezca mecanismos de gestión de riesgos y manejo de crisis. Si tiene alguna duda, comuníquese con nosotros al correo info@riesgospoliticos.com.mx.

 

Photo by Daniel Cheung on Unsplash

Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
LinkedIn
Share

One thought on “Greenpeace vs LEGO, una crisis que se pudo haber evitado

Deja un comentario