fbpx

EL CASO KARDASHIAN EN PARÍS: ¿POR QUÉ ES IMPORTANTE MONITOREAR RIESGOS EN EL SECTOR HOTELERO?

El Hotel Pourtalès en París, Francia, construyó su reputación ofreciendo un lugar de bajo perfil donde celebridades pudieran hospedarse sin que fueran acosados por la prensa. La gran ventaja que este hotel ofrecía a estos personajes era la confidencialidad de sus instalaciones. Por tal motivo modelos, artistas, deportistas y políticos escogían este hotel para visitar París.

En octubre de 2016, Kim Kardashian se hospedó en el Hotel Pourtalès durante un viaje a París para asistir a un evento de moda. No contaban con que unos hombres armados entrarían al hotel y esposarían al portero. Estos criminales irrumpieron en la habitación de la socialité, quien fue esposada, y sustrajeron sus joyas. Este evento le pudo haber sucedido a cualquier huésped y, dependiendo de la popularidad del personaje en cuestión, pudo haber sido más fácil o difícil de manejar. Al tratarse de Kim Kardashian, este crimen se hizo mediático a nivel mundial.

Al no tener un monitoreo de riesgos de permanente y preparación ante crisis, el Hotel Pourtalès no contaba con vínculos con autoridades locales. La alcaldesa de París declaró inmediatamente después del asalto que “el robo es un acto poco frecuente y ocurre en un lugar privado y que no afecta la seguridad del espacio público parisino;” es decir, el problema de inseguridad no se encuentra en la ciudad, sino que el evento fue ocasionado por omisiones del hotel. Procurar relaciones con autoridades locales, sobre todo con aquellas encargadas de la seguridad, permite que los hoteles estén informados sobre posibles amenazas.  Asimismo, siendo que el perfil de los huéspedes de este hotel era de personas altamente mediáticas, el hotel pudo haber hecho alianzas estratégicas para garantizar la seguridad del lugar de manera discreta, ya sea con empresas privadas de seguridad o con agencias gubernamentales.

Un adecuado monitoreo de riesgos hubiera detectado que Kim Kardashian había estado posteando fotos de la joyería que traía con ella en redes sociales, lo que la hacía vulnerable a un atraco. Así, el hotel hubiera podido acodar con la socialité que el hotel no tenía capacidad para garantizar su seguridad y la de sus pertenencias, por lo que ella debía hacerse responsable. Con lo que quizá el equipo de seguridad privada de Kim Kardashian hubiera estado resguardando su seguridad al interior del hotel en todo momento. O hubiera decidido hospedarse en un hotel con medidas de seguridad más adecuadas a su perfil.

Aún hoy día, dos años después del incidente, la noticia es común en los buscadores de páginas en internet. El nombre del hotel está ligado al robo. El hotel no pudo contener ni controlar la exposición negativa a nivel mundial que le ocasionó este evento.

 

En Riesgos Políticos, S.C., podemos ayudar a que su empresa establezca mecanismos de gestión de riesgos y manejo de crisis. Si tiene alguna duda de cómo implementarlo, comuníquese con nosotros al correo electrónico info@riesgospoliticos.com.mx.

 

 

Photo by JOHN TOWNER on Unsplash

Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
LinkedIn
Share

Deja un comentario