fbpx

EE.UU. vs Huawei, ¿cuáles podrían ser las consecuencias?

Mayo fue un mes difícil para el gigante chino Huawei. La administración de Donald Trump colocó a la compañía en la lista negra para hacer negocios, prohibiendo cualquier tipo de relación comercial con Estados Unidos sin contar antes con un permiso especial por parte del Departamento de Comercio. Derivado de supuestas “puertas traseras” en sus dispositivos que permitían al régimen chino espiar a ciudadanos estadounidenses.

Las sanciones a Huawei no son nuevas, dieron inicio en enero pasado cuando el gobierno del presidente Trump interpuso una demanda contra la compañía china, afirmando que ésta había conspirado para robar propiedad intelectual a la operadora T-Mobile. Derivado de estas recientes acciones, Google tomó la decisión de romper relaciones con Huawei por lo que este perderá de manera inmediata el acceso a las actualizaciones del sistema operativo Android, incluyendo el acceso a Play Store (su tienda de aplicaciones), Gmail y otras funciones, en los próximos teléfonos inteligentes de Huawei.

Esta prohibición retrasa y pone en peligro la cadena de suministros para la implementación de los servicios 5G en el mundo, pero las ventas futuras de la compañía es lo que corre más peligro. Huawei, no obstante, comunicó que tienen un “plan B” el cual consiste en que han aumentado desde hace meses los inventarios de los componentes necesarios para seguir armando sus equipos y para el desarrollo de su propio sistema operativo. Kirin, como se le conoce hasta hora a ese nuevo sistema operativo, será lanzado a finales de este año o principios del 2020.

Sin embargo, el plan B de la compañía parece no calmar a los proveedores de servicios de telefonía. Vodafone y EE, dos de los mayores operadores de Reino Unido, han decidido suspender de manera temporal los pedidos de móviles con tecnología 5G al fabricante chino. Por su parte, Softbank y KDDI, los mas grandes operadores de Japón, han optado por la misma maniobra. Por si fuera poco, la SD Association expulsó a Huawei, por lo que la compañía china ya no tendrá acceso al uso de tarjetas microSD, tecnología de la que hacen uso la mayoría de sus smartphones.

Huawei, dentro de China, goza de gran popularidad ya que se vive una realidad diferente a la de occidente. Por ejemplo, las búsquedas se hacen mediante Baidu, la alternativa Youtube se llama Toktok y la aplicación de chat más popular es Wechat. Sin duda alguna, Huawei se encuentra en una posición critica en donde parece que se le esta confinando a China, el futuro de esta gran compañía china dependerá de sus negociaciones comerciales con el resto del mundo, pero -principalmente- con Estados Unidos. El mundo debe considerar que las cadenas de suministros hoy en día son globales y la caída de una de las empresas más importantes en innovación tecnológica puede afectar a otras compañías internacionales.

O bien, en el afán de intentar bloquear el avance tecnológico de China a través de esta compañía, podría generar el efecto contrario y provocar que acelere el desarrollo de tecnologías que compitan con aquellas estadounidenses que dominan actualmente el mercado. Así, podríamos ver en el corto plazo avances en el desarrollo de los dispositivos de Huawei que les permitan no solo ser autosuficientes, sino que sean una alternativa real a la tecnología de occidente.

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter
Visit Us
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *