fbpx

Buenas prácticas en la gestión de riesgos: Shell Scenario Planning

Una herramienta útil en el análisis de riesgos es la planeación de escenarios. Cada vez son más las organizaciones que incorporan esta herramienta en su planeación estratégica. La planeación de escenarios, o scenario planning, es utilizada para mapear los posibles desenlaces de una decisión y, por supuesto, los riesgos y oportunidades inherentes al desenlace. Es una herramienta que, ante la imposibilidad de predecir eventos, permite generar adaptabilidad ante la incertidumbre propio del futuro.

En la década de los sesenta del siglo pasado, Shell inició la conformación de un equipo encargado de la planeación de escenarios, mismo que ha desarrollado una metodología que les ha permitido anticipar grandes cambios y disrupciones en la industria energética. La posguerra de la Segunda Guerra Mundial parecía garantizar la estabilidad de los precios del petróleo. Sin embargo, en 1965, al equipo que después se les conocería como Shell Scenario Planning, se les solicitó pensar en motivos que causarían volatilidad en el mercado energético.

Así, iniciaron un análisis que los llevó a considerar acontecimientos en Israel, Irán y otros países de Medio Oriente, región que identificaron como un factor de riesgo. No predijeron la creación explícitamente la creación de la OPEP, pero sí lograron determinar que un escenario de precios estables del crudo era más improbable de lo que parecía. Como resultado de este trabajo, Shell se halló preparada para enfrentar la crisis energética de 1973 y decidió incorporar la planeación de escenarios permanentemente a su estrategia para la toma de decisiones. Distintos medios de comunicación le han atribuido a esta metodología la anticipación de eventos la reaparición de Rusia como potencia emergente, la liberalización de mercados globales en los ochenta y el surgimiento de China como el mayor consumidor de energéticos a nivel mundial.

Lejos de asumir la capacidad de predecir eventos, Shell explica que es justo esa incapacidad lo que hace necesaria la oficina de Scenario Planning. Geraldine Wessing, analista de Shell, explica que solamente podemos imaginar el futuro con base en experiencias pasadas. Esto a veces conduce a tomadores de decisiones a asumir que el curso de acción actual es el que permanecerá, así como muchas empresas petroleras asumieron que el precio del petróleo se mantendría estable posterior a la Segunda Guerra Mundial.

Los escenarios no predicen acontecimientos, pero ayudan a entender las fuerzas tecnológicas, sociales, demográficas y políticas que afectan a las empresas y la forma en que éstas evolucionan. Entender estas fuerzas, a su vez, estimula el análisis de problemas desde múltiples perspectivas. Esto ayuda a contemplar tendencias que podrían impactar los intereses de las organizaciones.

 

 

Acércate a Riesgos Políticos para brindarte la asesoría necesaria en la implementación de estrategias de planeación de escenarios para comprender las tendencias que impactarán a tu organización. Escríbenos a info@riesgospoliticos.com.mx.

 

Photo by Nicholas Jeffway on Unsplash

Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
LinkedIn
Share

Deja un comentario