fbpx

2019, ¿año de amenazas a la industria farmacéutica?

El 2019 ha sido un año lleno de incertidumbre en materia política, social, y económica. Podríamos afirmar que este clima, en su mayoría, ha sido causado por las decisiones del gobierno más que por factores externos. Es la primera vez que un partido de izquierda llega al poder con mayoría en el Congreso y, además, cuenta con una aprobación ciudadana muy alta. Sin embargo, las acciones que ha implementado el Ejecutivo federal han generado presiones importantes para la actividad industrial del país.

De manera específica, la industria farmacéutica en nuestro país enfrenta importantes retos que vale la pena considerar para la toma de decisiones durante el presente año. Por un lado, se deben estudiar los cambios que tendrán lugar cuando entre en vigor el nuevo tratado de libre comercio T-MEC, particularmente el capítulo referente a propiedad industrial.  Por otro lado, la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica Afiliación (CANIFARMA), reportó en días pasados la falta de permisos de importación que podría traducirse en desabasto de medicamentos.

Nuestro país representa el segundo mercado más grande en América Latina para la industria farmacéutica, generando 65,204 empleos en empresas nacionales. Se espera que para el 2020 el consumo por medicamentos en nuestro país ascienda a los 26,276 millones de dólares; sin embargo, los riesgos mencionados pueden suponer obstáculos para alcanzar esas proyecciones.

Desde que tomó posesión el actual gobierno, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) no ha otorgado ningún permiso de importación o registro sanitario. Lo anterior ha ocasionado el retraso de las entregas de los medicamentos licitados en diciembre y se empieza a sentir un desabasto de medicamentos en el sector privado, por la falta de materias primas para su producción. Entre 2006 y 2018, el sector farmacéutico tuvo un crecimiento del 100%; siendo estos permisos otorgados por la COFEPRIS clave para el desarrollo de la industria y propiciar un equilibrio entre medicamentos genéricos y de patente. Sin embargo, la falta de permisos por parte de COFEPRIS puede llegar a ser un freno al crecimiento de la industria.

Otro reto para el sector farmacéutico es la próxima entrada en vigor del T-MEC, ya que se pueden ver afectados los precios y el acceso a medicamentos en México. Estas afectaciones se generan debido a que se regula la práctica de aceptar nuevos usos de sustancias médicas conocidas y de registrar sus patentes. Es decir, si se crea una molécula química para curar alguna enfermedad en específico, pero más adelante otras personas encuentran que sirve para atender otra enfermedad, las segundas personas pueden registrar la patente para un segundo uso, aunque no sean los dueños de la patente original. A esto se le conoce como patente secundaria.

Esta nueva protección representa un avance en la innovación científica y tecnología, pero expertos afirman que serán las farmacéuticas estadounidenses quienes más se beneficiarán debido a su amplia experiencia en el desarrollo de químicos y farmacéuticos. Vale la pena recordar que es justamente EE. UU. quien domina el registro de patentes a nivel mundial.

Por otro lado, las farmacéuticas que producen medicamentos genéricos se verán afectadas por el aumento en los plazos de duración de las patentes, de siete a 10 años. Esto representará un reto importante para la industria en México ya que somos el país que más consume medicamentos genéricos a nivel mundial, representando el 90% de las compras totales de medicamentos.

 

 

¿Te interesa saber qué otros retos enfrentarán las farmacéuticas y el mercado de medicinas en México? ¿Tu empresa necesita asesoría para determinar los riesgos que enfrenta por disposiciones contenidas en tratados internacionales o regulaciones nacionales? Comunícate con nosotros para ayudarte al correo info@riesgospoliticos.com.mx.

 

 

Photo by Kendal James on Unsplash

Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
LinkedIn
Share

Deja un comentario